COLECCIONESDISEÑADORESDISEÑOMODA

Zapatitos que se queden para siempre

Tengo fijo en la memoria, para siempre, un par de zapatitos de charol blanco. Eran las guillerminas que me ponía para ocasiones muy especiales. Y me acuerdo mirándolos fijo, en el colectivo, mientras mi mamá me llevaba a rendir el examen anual de piano al Conservatorio. Los miraba como si con los ojos pudiera mantenerlos pulcros, a salvo. Cuando era chica (¿les pasaba?) tenía EL par de zapatos para salir. Oscilaba entre el charol negro, el charol blanco y más tarde, cuero. Pero era uno, único, que duraba hasta que el pie decidía pasar de 27 a 28.


Los zapatos tienen una especie de mística especial, creo. Guardo TODOS los zapatos (ojotas, zapatillas, sandalias) que usó Emma desde que nació hasta ahora. Y en la memoria, junto con los acharolados blancos, hay otros zapatos, más universales, de los que me enamoré para siempre: por ejemplo, los zapatos rojos de Dorothy, en El Mago de Oz (por mencionar sólo unos).


En eso pensé cuando conocí la colección de zapatos para niñas de Alfonsina Fal. Pensé en cómo cambian las cosas, en cómo hoy los chicos también pueden acceder al diseño y a la variedad.


¿Dónde comienza todo? En un local precioso, ambientado para fascinarse (madres, hijas, abuelas, todo el clan), probarse zapatos y bailar un poquito con cada par. También hay mucho para ver online (para las que están lejos pero igual quieren ver y fantasear. Hay puntos de venta en el interior).


Es la misma Alfonsina (madre de dos varones, qué paradoja!) la que me cuenta que después de años de diseñar para terceros, comenzó a hacer zapatos para mujeres (madres) hace cuatro años. Y que esta es la primera temporada en la que se anima a los zapatos para nenas. Su objetivo es ofrecer zapatos de cuero forrados, de buena calidad, con un diseño que se distinga de lo que normalmente se ofrece a las nenas. Pero no sólo eso: su satisfacción se completa cuando ve la cara de emoción de las nenas al probárselos, al recibirlos como regalo.


¿Cómo se inspira uno para inventar zapatos para nenas? Con casi todo, enumera Alfonsina: una película, una ilustración, sin dejar de lado (por supuesto) lo concreto ni perder comodidad.


En esta temporada inaugural, Alfonsina usó las tendencias para grandes (navy, animal print, combinaciones, cuero gastado y estampados liberty) para resignificarlas y convertirlas en algo lindo para nenas. Lindo, no, irresistible. En serio ¿hay forma de no derretirse delante de algo como esto?


Porque, me dice (y acá creo que las dos volvemos a la infancia de un salto), quiere recuperar aquella costumbre de las nenas-vestidas-de nena-, con vestidos y luciendo sus zapatitos. Las guillerminas, me confiesa, son sus zapatos preferidos.
Como los míos blancos, acharolados.

La web de Alfonsina Fal (me encanta el sonido de fondo!)
En Facebook
Local: Gurruchaga 1741, Palermo.

 

9 cosas que dijeron

  1. susana
    31 octubre 2011 at 15:59 — Responder

    Que genial!!, yo también tenia mis zapatitos para salir!, pero los míos eran de charol negro con detalles en rojo, los adoraba… que lindos recuerdos me trajo esta nota.

    • 31 octubre 2011 at 17:53 — Responder

      Gracias Susana! Los zapatos de la infancia son inolvidables… Besos!!!

  2. 31 octubre 2011 at 20:47 — Responder

    ¡Cuántos recuerdos! Yo también adoré unos zapatitos de charol negro con pulserita en el tobillo. Me pregunto si existirá alguna mujer en el mundo, a la que no le interesen los zapatos. Yo todavía no conocí a ninguna. Cariños! Muy lindo post.

    • 31 octubre 2011 at 23:36 — Responder

      Es cierto lo que decís! Hay algo muy íntimo y al mismo tiempo de género en los zapatos. Y lo vamos a seguir transmitiendo a las hijas, parece!
      Gracias por pasar, Madre. Un beso grande!

  3. Sofia
    11 noviembre 2011 at 17:12 — Responder

    … si muy lindos pero yo le compre un par a mi hija y le rompieron los pies… y tambien se rompieron los zapatos! jajaja. si se levanta el mago de oz se vuelve a morir!

    • 11 noviembre 2011 at 18:11 — Responder

      Hola Sofía! Uh qué bajón! Y no contactaste con ellos para ver si te los cambiaban o algo? (Los zapatos, los pies de tu nena no!)
      Un beso

  4. […] A la delicia general de Motas se suma otro detalle de buen gusto y terminación: las etiquetas son como los figurines antiguos. Una nena para recortar, jugar y vestir con tres modelos distintos de vestiditos con solapitas. La yapa: la combinación impecable con los zapatitos de Alfonsina Fal (si no la conocen, acá reseñamos sus diseños para niñitas). […]

  5. Nerina
    7 febrero 2013 at 16:10 — Responder

    Buenas Tardes, quisiera saber si en capital hay algun local con los vestiditos reversibles ya que estoy interesada en comprar, o solo los enciantro en Estilo Turuleca sino entendí mal.

    Gracias.
    Saludos.Nerina

    • 7 febrero 2013 at 16:31 — Responder

      Hola Nerina! te recomiendo que chequees eso con la gente de Estilo Turuleca, que es la que fabrica y vende los vestiditos. Yo sólo los recomendé.
      ¡Saludos!

Quiero decir:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *