COLECCIONESDESTACADOSDISEÑADORESDISEÑADORESDISEÑO

Waliki: hecho en casa

Tiene un entusiasmo enorme Rocío cuando habla de Waliki, su proyecto familiar. Habla de la genealogía del tejido en su núcleo primario, que arrancó con su mamá (Tere) tejiendo para ella y sus hermanos y luego, con los años, se convirtió en el (célebre ya) Waliki y sus gorritos, mitones, cuellos y, desde fines del año pasado, chalecos, mantas y todavía gorros -estampados, con dibujos increíbles-, un poco más orientados hacia el público niño. Waliki está en muchos lados, la he visto antes y la vi ahora, en esta nueva etapa, y es de esas marcas detrás de las que, una intuye, hay toneladas de entusiasmo, trabajo y horas dedicadas a hacer algo lindo. Y bueno.


“Mi mamá es una gran tejedora y un día se me ocurrió vender un par de gorros desde mi Facebook personal. A partir de ahí nos empezaron a pedir muchos y sin querer nos fuimos organizando para responder a eso primeros pedidos. De a poco fui armando lo que sería Waliki: inventar un nombre, pensar cómo producir más, siendo que es todo tejido a mano… Empezamos a buscar tejedoras que nos ayuden, a armar una linda imagen, a subir fotos, a crear un imaginario. Waliki, de alguna manera, es poner en acción el saber de mi madre y mis ganas de armar un mundito, de tener un proyecto propio y poder crear y combinar colores. Es un espacio para la creatividad que se terminó convirtiendo en nuestro trabajo”.

“De a poco la marca fue virando para el lado más infantil. Tampoco es que lo pensamos mucho: todo se fue dando. Yo me encargo de la imagen, las fotos y demás y amo el mundo de los más chiquitos. Me resulta inspirador, me sale mejor, jajaja. Tengo ideas más vale naif y me siento más cómoda a la hora de pensar qué podemos hacer  y poder mostrar el producto después . Las fotos las hacemos en Mar del Plata siempre, que es nuestra ciudad, en la naturaleza, los nenes son mis sobris (nietos de mamá, obvio), los fotógrafos siempre son amigos… Todo lo hacemos entre familia y amigos que nos ayudan y nos aportan ideas”.

Por ahora, cuenta Rocío, su principal canal de venta es vía Facebook o Instagram. Los Waliki, en toda sus formas, viajan por el país: de Usuhaia a Jujuy recorren kilómetros para encontrarse con sus dueños. El trabajo artesanal, manual, hace, explica, que los stocks sean todavía pequeños. Pero pronto funcionará la tienda online. Luego están en algunas tiendas, principalmente en la encantadora J.U.N.T.A.S (casualmente, abierta este fin de semana del 19 de mayo). Y, además, está la casa/showroom de Rocío, en el barrio de Belgrano R (en Buenos Aires), donde se puede pasar a mirar y a buscar. A Rocío le gusta esta instancia de contacto, de conocer a sus clientes -y de hacerse amiga de muchos-. “Waliki tal vez no es una marca masiva,  pero está bueno que muchos siempre nos eligen para hacer un regalo original y funcional, porque el abrigo para los nenes es súper importante y los gorros los llevan mucho para viajar a la nieve o a lugares fríos, más allá del uso en el día a día que también pueden tener, obvio”.

En cuanto a la confección: “nuestro material es la lana acrílica. La pura lana suele picar, es bastante más cara (se iría a mucho el precio del producto) y hay menos variedad de colores. Cada paso de la producción es hecho a mano: desde devanar la lana, pasando por armar cada diseño con sus respectivas cantidades de lana por color, el tejido, los pompones, coser los botones y las etiquetas, armar el arte y vestuario para las fotos ….todo en casa, buscándole la vuelta y en forma artesanal”.

Lo que viene a futuro es crecer, con paso de hormiga, pequeño y sostenido. Sumar productos nuevos, singulares, con diseño y, agrega Rocío, “poder seguir creando este imaginario más allá de la venta. Waliki es, sobre todo, un espacio para crear  y eso es lo que mas cuidamos. Sabemos que no es simple crecer tejiendo a mano pero nos da mucho orgullo ver nuestras prenditas que dibujamos antes en casa y pensamos juntas. Además nos llegan mensajes muy lindos, no sólo para comprar sino porque valoran lo que hacemos a nivel diseños, tejidos o porque les encantan las fotos. También queremos lograr tener un lindo producto de verano”.

Waliki en Instagram: instagram.com/walikigorritos
En Facebook 

Mañana sábado 19 de mayo de 15 a 19 en ciudad de la Paz 502 (Colegiales).

 

 

 

1 Comment

  1. cecilia isabel evia
    8 junio 2018 at 15:46 — Responder

    Hola tengo local en san martin de los andes.
    La oveja negra.
    me quiero contactar para vender estos tejidos.
    gracias.cecilia

Quiero decir:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *