DISEÑOJUGUETES

Una tarde en SanPetesburgo

En SanPetesburgo no hace frío ni calor, está justo en el medio. En SanPetesburgo hay olor a torta recién hecha; dos gatos gordos, uno bueno y uno malo (y lo más malo es que al principio no sé cuál es cuál y arriesgo mis dedos en cada rascada de cabeza que ofrezco) que te siguen a sol y sombra. A SanPetesburgo llego tomándome el 68, porque es apenas pasando el puente.

Cancion de OLGA / OLGA´S song from Sanpetesburgo on Vimeo.

SanPetesburgo tiene varios himnos, como este. Manuela, que es como la alcaldesa de este SanPetesburgo que nada tiene que ver (ni que envidiarle) al otro, que me queda lejísimos, canta y cose e inventa a todos estos muñecos que son los queridos ciudadanos de su taller de costura.

Manuela arrancó haciendo muñecos allá por el 2000. Hacía entonces, me cuenta, unos rarísimos (inspirados en una obra de teatro que se llamaba Las Jardineras), que eran señoras plantadas en macetas. Vestidas de jardineras, claro. Primero las cosía en tela, después probó en cartapesta. Más tarde vinieron las Planetarias, pegadas a planetas, vestidas con ropas de telas de su abuela. Esas muñecas circularon por muestras, se fueron en manos de conocidos y desconocidos, y fueron el germen de SanPetesburgo.

Cada vez más Manuela se fue entusiasmando con la tela. Los otros materiales no terminaban de gustarle (o de servirle) y  los textiles fluían como ninguno. Ella tiraba las telas y los muñecos casi que salían solos, como pasa con la cerámica, me dice. También aprendió a bordar (después de probar varias técnicas graciosas y fallidas, como la plasticola de colores). Por épocas, dice, hizo Plutonianos, Zodiacales (por y con los signos, claro, cada cual con los colores de su signo, su librito y sus historias inventadas).

Sus sanpetesburgianos se fueron humanizando cada vez más, me dice Manuela con un gato gordo (¿bueno o malo?) pidiendo cariño en el suelo. Ahora todos están vestidos, por ejemplo, para alivio de su abuela. Son menos provocativos, arriesgo y primero duda pero después me dice que puede ser. Que antes eran más extraños y que ahora son más… como son ahora.

Y ahora son, por ejemplo, las niponas, calladitas y elegantes. Las Olgas, irresistibles con esos pies con ojotas y ese aire costero de Mar del Plata o del borde del río (a donde en verdad Manuela conoció a la verdadera Olga que hablaba hasta por los codos y se quejaba e irritaba a su familia en una escapadita a Entre Ríos). “Cada muñeco tiene su público“, dice Manuela, y se acuerda de cosas graciosas y rarísimas que le pasaron durante su carrera, cuando cosía muñecos para afuera y trataba de vender sus diseños. Como ese señor de traje en la puerta del Malba que le compró toda su producción de muñecas y se las llevó con caja y todo, después de que en Tienda Malba le dijeran “ehh, no gracias por ahora“.

También están los muñequitos mellizos (los Fabulinos) que no tienen cara (como para que uno se los dibuje o se la imagine o nada) y los increíbles retratos por encargo que hace, con fotos de verdad de las personas y logra resultados soprendentes y después le cuesta un poco dejar ir porque se encariña (y hasta les hace la ropa con moldería real). Ahí está de testigo Betty, la astróloga, rellena, rubia, llena de vida y chismes y vereda, con su bolsita que te morís de linda (cada bolsitas, una locura), y le tira el tarot imaginario a los flamencos que cuelgan de la pared; a los relojitos de tela (¡tan perfectos!), a algún Plutoniano rezagado, a unos ciervos miniatura de pared.

Manuela hace muñecos, que son para chicos o para grandes. Un poco no importa para quién son. Son originales, están hechos a mano, con telas recicladas, con mucho amor y tiempo. Son únicos, sanpetesburguianos, encantadores. Y están tan, tan cerca.

SanPetesburgo Blog y Tienda
Objetos Mágicos
Objetos Mágicos en Facebook
SanPetesburgo en Facebook

También se consiguen en:

Mantras del Sur
Carranza 1668, Palermo
15-31032348

Cualquier verdura
Humberto 1º 517, San Telmo.
de Jue. a Dom. de 12 a 20 hs.

Mundo de Graciela Churba
Godoy Cruz 1776, Palermo
(5411) 4834-6992

 

 

 

7 cosas que dijeron

  1. 6 marzo 2012 at 15:07 — Responder

    Qué lindas y divertidas las fotos!

    • 7 marzo 2012 at 9:42 — Responder

      Gracias!!! Mérito de Manu, que tiene a toda esa gente genial en la cabeza! Un beso grande!

  2. 7 marzo 2012 at 4:16 — Responder

    Me encanta!y me los estaba perdiendo!
    gracias por presentarnos a las Olgas (que son geniales) y a todos estos personajes increiblemente bellos!

    • 7 marzo 2012 at 9:43 — Responder

      Ja, viste qué buenos? Yo me quedé igual de enamorada de sus cosas. Se viene otra historia de gente y muñecos pronto! ;D Besos desde Buenos Aires!!

  3. 7 marzo 2012 at 10:22 — Responder

    Manuela Grandal! GRAN ARTISTA!!!! yo vi sus creaciones en vivo y en directo y son INCREIBLES! Le encargue un muñeco retrato y realmente no se pueden creer los detalles y como capta la personalidad y particularidades del retratado. Definitivamente hace magia. Saludos!

  4. Alejandra Procupet
    8 marzo 2012 at 17:45 — Responder

    absolutamente geniales! y divino el relato

    • 8 marzo 2012 at 18:45 — Responder

      Gracias Ale, qué bueno verte por acá!! Besos enormes!

Quiero decir:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *