PASEOSSALIMOS

Una isla de plástico de colores

A lo mejor suena antipático de entrada, pero siempre me dieron un poco de cosa los peloteros. Cosa = impresión, dudas, desconfianza. Es un tema mío (lo sé!). Un poco cambió la cosa cuando en mis años mozos (ja!) fui a una fiesta nocturna -para adultos, por supuesto- en un pelotero y pude cumplir el sueño de zambullirme en un mar de pelotitas de todos colores. Otro poco, o más bien del todo, cambió cuando nació Emma. Nació, creció y empezó a necesitar expandirse.


Tuve que ceder. La tuve que llevar a un pelotero. Con todos mis pruritos a cuestas, elegí uno (casi al azar) de los varios que hay por casa. La Isla del Sol, se llama.

Lo primero que me gustó fue (y de ahora en adelante el relato avanza mientras imaginamos que yo voy entrando al enorme salón) el precio. Pagando 25 pesos podíamos estar por tiempo ilimitado. Tentador, no? Pensé en la perspectiva de estar, no sé, cinco, seis horas ayudando a Emma a gastar sus energías. Bueno, era mucho, pero el “tiempo ilimitado” disparó mi imaginación.


Lo segundo que me gustó fue que la zona para bebés y nenes de hasta 4 años (zona blanda) está separada del área donde saltan y se tiran contra todo los nenes más grandes. Es linda, híper colorida, realmente blanda y llena de tubos, puertas, ventanas, mini-toboganes, hamacas, caballitos para montar y pelotas (miles). Y usualmente hay una o dos chicas cuidando de los niños.


Lo tercero, el bar que hay justo frente a la zona blanda (o sea, es padre-friendly!). Hay sillas y mesas, café con leche, mediaslunas, galletitas y espacio para descansar un poco mientras los niños juegan (si uno va solo no es tan fácil sentarse y dejar solo al hijo, pero la opción está). También hay leche infantil y yogures a la mano, para combatir el hambre de los hiperactivos niños.


Lo cuarto, es un lugar ideal para mantenerlos entretenidos, cobijados y contentos días de lluvia, de frío, de extremo calor (el ambiente está climatizado siempre).

Superada mi antigua aversión, ahora me entusiasma ir catando peloteros. Por una cuestión lógica, con Emma solemos recorrer los que están más o menos cerca de casa. Pero me encantaría conocer nuevas opciones, o escuchar recomendaciones de otras catadoras/catadores. ¿Alguien me recomienda otro?

La Isla del Sol
Quesada 2161, Capital
Teléfono: 4701-6996/4704-5855
De marzo a diciembre abre de 12 a 21 hs.
De lunes a domingo (iuju!)
Página web

 

2 cosas que dijeron

  1. Magali
    29 Julio 2015 at 15:32 — Responder

    Hola quería saber el precio y la forma de pago del primer pelotero o primera imagen que aparece…
    Esperó su respuesta gracias

  2. 25 Octubre 2016 at 13:23 — Responder

    HOLA YO TAMBIEN QUISIERA PRESUPUESTO

    cARLOS

    CARSAB71@HOTMAIL.COM

    0261-155653885

Quiero decir:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *