DECORACIONDISEÑOJUGUETES

Una chica de Kyoto, una muñeca y muchos almohadones

Creo que tenía 3 años cuando vi ET y además de enamorarme perdidamente de Elliot (al que, un poco, me pasé buscando en los noviecitos y amores de la infancia), me fleché automáticamente y para siempre con esa muñeca de tela y nariz de triángulo que aparecía entre la pila de juguetes de los niños de la película. Tuvieron que pasar ¿33? años (horror!) para enterarme de que esa muñeca ignota (que apareció en muchas otras películas que vi) se llama Raggedy Ann. Y todo gracias a Kyoko Diseños.

A Raggedy Ann, la de allá, la creó el escritor Johnny Gruelle en ¡1915! Fue el personaje de historias que escribió para su hija Marcella. De su hija a la fama, Raggedy, colorada y con esa nariz peculiar, se hizo famosísima, tuvo sus cuentos, su saga y se convirtió en una de las muñecas más famosas del mundo (en EEUU es como, no sé, las calabazas de Halloween). A la Raggedy Ann de acá (y eso explica este post) la descubrí por Kyoko, que son Constanza y Delfina Ferrando, hermanas, diseñadoras de moda, que arrancaron haciendo ropa y con todos los retazos que sobraban desarrollaron su propia línea de (originalísimos) accesorios.

De los vestidos, remeras, hechos a mano, con mucho detalle, a los accesorios. Vendieron en ferias, locales, en Puro Diseño durante tres años, en otros países… y como inquietud es lo que les sobra, al inaugurar su taller/showroom “agrandamos el rubro y empezamos a diseñar objetos y decoración. A mitad de este año tomamos un curso de diseño de muñecos primitives e incorporamos los amigos de Kyoko, incluida la claaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaasica Raggedy Ann (me re acuerdo de ET, yo tengo la original de cuando era chica, entonces cuando pudimos hacer un curso de muñecos nos encantó)”.

 

Los almohadones de Kyoko (que quiere decir “chica de Kyoto”, la ex capital de Japón) son parte de la línea deco, que busca poner pequeños detalles de diseño a cosas corrientes, de todos los días, como almohadones, alfombras, móviles, agarraderas. Son cuatro modelos de caritas de chicas (rubia, morocha, colorada y japonesa). ¿Alcanza una? No, se las quiere a todas. Y pronto habrá ¡varones! y animalitos. Recomiendan (les creo) estar atentos a la línea deco de Navidad, que incluirá pinos, coronas, ángeles y más.
Y la Raggedy Ann, claro, desmechada, casi deshilachada, sonriendo con su sonrisa de zanahoria.

 

 

Tienda Kyoko

 

1 Comment

  1. 29 julio 2015 at 19:22 — Responder

    muy hermosos y originales los almohadones

Quiero decir:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *