COLECCIONESDISEÑOMODA

Un desayuno, una colección de ropa para niños (y mil reflexiones).

Mientras miraba toda esa mesa larga y llena de cosas deliciosas (licuaditos, jugos, tortas, mini bocados) ahí, al alcance de mi mano (y me sentía un poco, confieso, un elefante en un bazar, sólo que los estragos acá sí estaban bien vistos), me empecé a preguntar ¿cómo viste uno a un hijo? Me senté al sol, en el recoveco de una ventana, con las manos llenas, y mastiqué y pensé al mismo tiempo.

 

¿Un hijo es el mini-reflejo de uno? ¿De sus convicciones cromáticas? ¿De su ética consumista? ¿Les ponemos ropa vintage porque creemos en una filosofía, por nostálgicos, por hipsters (ja!)? ¿Vestimos a las nenas de rosa porque ellas lo piden o porque el mundo lo pide primero? ¿Los nenes son superhéroes porque son la contracara lógica de las princesas o porque queremos que crean que sí se puede hacer lo que a ellos se les ocurra con sus poderes? ¿Nos dejamos llevar por la anarquía si (confieso: lo hago y me encanta) no usamos un estampado igual al otro en ningún conjunto o respetamos el orden natural de las cosas cuando combinamos todo con todo?

Mientras pensaba en todo esto, recorrí unas cuantas veces las perchas de la nueva colección primavera-verano 2013 de Grisino. Y comí (de todo) por supuesto. Porque la excusa del suculento desayuno en una muy linda galería de arte en Palermo era esa: conocer la propuesta de la marca para esta nueva temporada que ya arrancó. Mucho jean, pintitas, estampas suaves y conjuntos irresistibles para bebés; dibujos originales de Pablo Gamba en remeras y una propuesta, como siempre, juguetona y entretenida, cómoda, para los (¿padres? ¿hijos?) más cachivacheros (“hola, soy la mamá de Emma y mezclo estampados“) y los más clásicos.

Comí mucho, charlé con otras chicas, muchas mamás que además de ser periodistas o trabajar en medios, pasaron y pasan por las mismas cosas que uno. Y   de paso aproveché para abrir otro enorme, enormísimo interrogante que tengo que empezar a despejar de acá a unas pocas semanas. ¿Cómo se viste a un hijo varón?

¡Gracias Carola, Agustina, Antonella, Ornella, Valeria y a todas las chicas del equipo que me invitaron!

Web de Grisino
Facebook

 

 

4 cosas que dijeron

  1. 4 octubre 2012 at 20:20 — Responder

    Felicitaciones x el varoncito en camino!!!! Grisino es la única empresa”mega-star” de indumentaria (y mas! mucho más) para chicos que compro para mis peques, todo un tema el de como vestir varoncitos (yo tengo nena de 6 y nene de 2 añitos) y en mi emprendimiento fliar hago remeritas (y algunas cosas más próximamente) para chicos desde hace casi un año y, horror!!! para mi propio hijo, la primera colección la hice solo para nenas!!!! jajajaja! ya enmendé con lo de este invierno! (y debo decir que vendí mucho mejor el modelito para nene así que…)saluditos, buen viernes y mejor finde!!!

  2. 10 octubre 2012 at 11:54 — Responder

    Me encanta la ropa de Grisino, tienen re lindo diseño, es de buen algodón, súper lavable y no es carísima como otras marcas. Félix tiene un pijama rayado de colores que adoro!
    Me encantó tu reflexión, yo creo que uno a los hijos los viste como se viste uno. Yo por ejemplo elijo un estilo cómodo y lindo para mi coquito. Algo similar al padre. Pero por ejemplo, mi viejo se queja que no lo visto como bebé, porque usa jeans y zapatillas a los seis meses, jajajaja y él lo prefiere en pijamitas blancos…
    Y para vestir un varón, al menos en mi caso, miro al padre jajajajaja
    Y repito, me encanta tu blog!!!

  3. 20 agosto 2014 at 15:03 — Responder

    Les dejo un listado de outlets de ropa para niños en Buenos Aires

    • 20 agosto 2014 at 21:50 — Responder

      Gracias!! Lo voy a comprartir, es un buen dato.

Quiero decir:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *