AIRE LIBRESALIMOS

Salir con Emma&Rob: El cielo lleno de barriletes

Un plan simple puede ser un plan perfecto. No hace falta tampoco demasiado. Alcanza con un cielo enorme (nublado o con sol radiante), un río que sacude las olas ahí atrás, un pasto que no se termina nunca y un montón de gente que deposita todo su entusiasmo en remontar barriletes enormes, únicos, coloridos, brillantes. Un plan perfecto sale si está BaToCo.

BaToCo es una asociación civil sin fines de lucro. Su misión los hace juntarse e intercambiar información (de todo, en verdad) con otros grupos de barrileteros del país y del mundo. Además, tienen un estrechísimo vínculo con la gente mientras hacien lo suyo: construir y volar barriletes; impulsar la investigación y el diseño, estimulando la actividad deportiva, cultural y educativa, con respeto, tolerancia y entendimiento.

Es fácil encontrárselos en Vicente López, justo después (o antes, depende de dónde uno venga) del Parque de los Niños. Basta que no llueva para que el cielo se llene de figuras inmensas, increíbles, rarísimas, que uno ni siquiera puede imaginar que se remonten y vuelen (porque, la verdad, en mi cabeza la evocación del barrilete era, hasta entonces, casi exclusivamente un modesto paralelogramo de caña y papel que se rompe de nada, hecho a mano).

BaToCo es un desafío constante a la aerodinámica y a la imaginación. Hay que ver las caras preplejas de niños (y padres y Emma, que los corre como si realmente pudiera atraparlos) cuando ven esos figurones enormes alzar vuelo y quedarse ahí arriba, firmes, desafiando al viento como si nada.

No hay nada más que río, plantas y barriletes. BaToCo se reúne todos los domingos por la mañana allí mismo para remontar sus barriletes gigantes. Las llaman “Reunión de vuelo” y empiezan a las 10 de la mañana (si el viento y el clima acompañan), hasta las 13. Pero es frecuente verlos remontando en otras ocasiones: por ejemplo los sábados a la tarde, y la gente aprovecha para hacer picnic a la sombra de las figuras inmensas. Suelen tocar grupos (a veces de country, con line-dance espontáneo imperdible) y la cosa se pone más bailable. También hay eventos especiales (como Bicentenario de la Bandera, barrileteada por el pueblo japonés, barrileteadas nocturnas ¡imperdibles! con figuras iluminadas). Y resulta tan entrañable verlos compartir (generosos, dispuestos a explicarlo todo) su hobbie con los que están ahí, tomando sol, haciendo picnic, sorprendidos todos.

En la página oficial de BaToCo comparten toda la información existente (creo yo) sobre barriletes. Desde una reseña completa sobre los materiales para fabricarlos; dónde comprar buenos barriletes; planos para armarlos; libros, videos y mucho más. Además, dan talleres (para grandes y niños), participan de actividades solidarias y eventos culturales. En su fanpage de Facebook se puede seguir la agenda. En el río, el camino de los barriletes que en el cielo dibujan el mapa de una salida inolvidable.

Paseo de la Costa
Güemes y Vito Dumas
Vicente López
Reuniones de vuelo: domingos de 10 a 13 hs.

Fanpage en Facebook
Web
Canal de Youtube
Flickr

 

Fotos: cortesía BaToCo y mi cámara.

 

2 cosas que dijeron

  1. 20 marzo 2012 at 23:03 — Responder

    Qué hermoso post, qué ganas de ver ese espectáculo!

  2. juan luis ravano
    20 marzo 2014 at 22:00 — Responder

    Donde aquirir un lote de barriletes especiales
    Saludos
    Gracias

Quiero decir:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *