DESTACADOSDITMISCELANEA

Ruedan las ruedas de todo lo que rueda

Acá no hay excusas. Rollos de cartón y cinta tenemos todos.

Con algo tan simple, podemos armar laberintos y toboganes para bolitas. Aunque cuesta bastante calibrarlos para que hagan el recorrido que uno quiere, cuando lo lográs tenés un juego para toda la familia (bebés abstenerse).

Pueden pegarlo sobre ventanas o muebles de cocina.

¿Variantes? Siempre. Prueben poner donde caen las bolitas una tapa de cacerola o algo metálico y le sumás sonido.

2015-08-26 10.37.21

Leticia Paolantonio
Mamá de Fabio, Profesora Universitaria en Artes Visuales y Coordinadora de Arte Andarín
Web: www.arteandarin.com.ar
Fanpage

No hay comentarios

Quiero decir:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *