DESTACADOSMODARECOMENDADOS

Que brille la oscuridad

El rubro pijamas es siempre complicado. No sé si pasa en todas las familias: en este las partes se separan, a veces desaparecen por meses y así andamos, huérfanos de pantalones, o de camisetas, con pijamas estampados que tienen la mitad de la cara de Mickey o media Monster High o un Buzz Lightyear incompleto. En verano es más fácil: ropa interior, musculosa más o menos gastada. Remera equis.

Pero cuando hace frío, es más complejo. Por no hablar de los pijamas enteros que quedan perfectos a la hora de comprarlos y cuando llegamos hay una brecha larga y cómoda entre los tobillos y el dobladillo. Que antes, lo juro, no estaba. O los dedos que empiezan a empujar hacia afuera en los pies del pijama entero que viene durando tanto y de repente hay dos pulgares florecidos, rosaditos, asomando.

autos

robotfantasmaletras

Pero decía, el rubro es complicado (me cuesta, siempre, encontrar pijamas que me gusten.. bueno que NOS gusten a todos). Así que cuando descubrí los pijamas de Cucum (en la vidriera de Alarte) me pareció una muy buena idea. Sencilla: son pijamas (de invierno y verano) con estampas hechas en pintura luminiscente (la misma que lleva la ropa de corredores y ciclistas). Entonces brillan en la oscuridad (y entonces, sabemos, lo oscuro ya no es tan oscuro).

heladitos

Un plus: hay talles desde el 2 hasta el 16 (hasta que, dicen Maricarmen y Carolina, autoras del proyecto, los chicos dejan de prestarle atención a lo que usan para dormir). Están confeccionados en jersey de algodón peinado y el talle está impreso (para que no pique ni pinche, fundamental). Las estampas están asociadas al sueño, al descanso, a veces con frases inspiradoras, a veces con partes de canciones de cuna.
Cucum es un emprendimiento familiar (todos colaboran y hasta el nombre viene de un trapito de apego de una hija) que funciona muy bien por la recomendación de boca en boca. Por los clientes que vuelven a buscar los pijamas para los niños que crecen. Acá, en Buenos Aires, y también en el interior, porque llegan).

foto-cucum-lola-santy

Cucum Fanpage 

 

No hay comentarios

Quiero decir:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *