MISCELANEAMUSICA

Por correo. Okee Dokee Brothers: ¡Excelente, fabuloso!

Ay, esa nostalgia por las formas de hacer y conocer, de hablar y de contar que usábamos antes. Hablar en vez de chatear. Mandar cartas en vez de e-mails. Comprar discos…bueno, no voy a decir en vez de descargarlos porque no lo pienso. Pero el acto de tener un disco material, de ponerlo, soplar las pelusitas y leer el booklet tiene (para mí) un valor irremplazable (inclusive por el portable mp3).

Pero digo, es cierto, Internet nos permite llegar a lugares impensados. Así llegaron los Okee Dokee Brothers a mi vida. Por internet. Y gracias a eso también llegaron a casa… en disco de verdad. Y por correo (recibir cartas es aún más grandioso que enviarlas).

Lo que más tengo para celebrar y decir de los Okee Dokee Brothers es que nos pusieron a todos a bailar. Primero a Emma, que sería la destinataria real de su música. Inmediatamente a mí, al papá, a Viole (que la cuida por estos días), a los abuelos, a los tíos. Todos cantado “me gusta comer, comer, COMER, manzanas y bananas…” con un fervor idéntico. Y a sus dos años, cada escucha es una palabra nueva, o una frase, que se acomoda y se queda a vivir entre las que ya conoce.

Joe Mailander y Justin Lansing son mejores amigos de toda la vida, desde que nacieron en Denver, Colorado. Se pusieron a hacer música juntos para cumplirse el sueño de ser músicos. Tocaron bluegrass por un tiempo hasta que decidieron hacer algo realmente genial: música para aquellos niños que habían sido. Y todos los demás. Se mudaron a Minneápolis y fundaron Okee Dokee Brothers, una gran vuelta de tuerca al folk tradicional de los Estados Unidos, mezclado con bluegrass y mucho humor. Kindie del bueno.

httpv://www.youtube.com/watch?v=GlMA89FBDRo

La sorpresa es que los Okee Dokee editaron un disco en español. Se llama, claro, ¡Excelente, fabuloso! (se pueden escuchar algunos temas acá y acá) y es una muestra clara (y más atractiva para los que entendemos español) de lo que estos hermanos pueden hacer con su energía inagotable, su talento y gran dominio de muuuchos instrumentos.

Joe Mailander me cuenta cómo llegaron a hacer un disco en español. “Justin y yo tuvimos la suerte de viajar por diferentes países para aprender español, y los dos nos especializamos en español en la Universidad. Pensamos que debíamos aprovechar nuestras habilidades para crear algo que estimule a los niños a aprender otro idioma. Creemos que aprendiendo un idioma extranjero, y por lo tanto una cultura diferente, uno se abre a otros puntos de vista, distintos de los propios“.

Las canciones son muy didácticas. En todas ellas, las palabras son juego y al mismo una manera de aprender a través de la música y el baile (¿no es acaso una forma perfecta de aprender?). Joe y Justin contaron con la ayuda de una maestra de español, Alysa, que trabajó con ellos para asegurarse de que ¡Excelente, fabuloso! funcionara dentro (y fuera) de un aula.

 

httpv://www.youtube.com/watch?v=_lBoEJj-tpM

No hay planes de venir hasta acá abajo pronto, me dice (con cierta pena) Joe. Pero han aplicado, comparte, a algunas subvenciones que espera los traigan por estas tierras. Salir de los Estados Unidos y recorrer América del Sur es su meta. En mayo saldrá editado su próximo disco (en inglés). Y aunque otro disco en español no está en los planes inmediatos, dice Joe que tiene sentido esperar, en algún momento, un sucesor de ¡Excelente, fabuloso!

Lo vamos a estar esperando, bailando y cantando a los gritos.

La Yapa: además de los discos, los Okee Dokee hicieron un libro de poesía. Se llama Out of tune. Está buenísimo y se lo puede ver acá.

Para escuchar algunos temas de ¡Excelente, fabuloso! (y otras canciones)
Okee Dokee Brothers web
En Facebook
Para comprar el disco (con PayPal)

 

No hay comentarios

Quiero decir:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *