Uncategorized

Para hacer, para deshacer

Hace tiempo que el encastre (como sistema, como concepto: armar, desmontar, cambiar, mover) me entusiasma. Suele pasarme que cuando me interesa algo, un estilo, un formato, mágicamente (mentira, busco, pero un poco hay una especie de fuerza natural que lo llama) aparece.
Apareció así, como de la nada, Okis.

okis1

 
image005 image006 image007
image009

 

Okis es el proyecto de Pablo Gal, Diseñador Industrial, docente, investigador e interesado, me dice, en los temas sustentabilidad y ecodiseño y su Estudio Gal, con producción del estudio Tensión Creativa. Este proyecto suyo de muebles de encastre para niños combina dos fuerzas: ganas y necesidad. La necesidad de desarrollar productos de alta calidad en esos rubros, y las ganas de que además la sustentabilidad sea un foco -más allá de la estética y la producción- de atractivo.
Así asumió el proyecto, solo, como una forma de hacer una experiencia de investigación práctica.

 

image013
image015 image019 image025 image026 image035

 

Okis mezcla muebles y juguetes. Son funcionales, sí: arman un cuarto infantil. Pero son usables, vivibles. Son, dice Pablo, unisex: sin límites ni convenciones. Cada modelo tiene sus funciones, pero, agrega Pablo, lo interesantes es la segunda forma de ser usado: ahí es a donde asoma el juego que cada familia, cada niño, construye.
El armado, me cuenta, es una parte fundamental del proyecto, y tiene que ver con el acto de compartirlo, de hacerlo en equipo. Hacemos, entre todos, un mueble. Le damos forma.

pizarra

La hechura de los muebles se aferra fuertemente a su búsqueda: se construyen ajustándose a estrictas medidas de diseño, el material de base es madera industrial MDF Enchapado (constituida con madera reciclada y madera nueva de fuentes sustentables (con certificaciones internacionales que avalan su calidad). Se terminan con lacas de base acuosa y tintes naturales y los embalajes son de cartón corrugado sin impresión parar ser 100% reciclables. Algo que me resultó fundamental: si alguna parte del mueble/juguete se rompe, se pueden reemplazar. Entonces extiende su vida y se evita el descarte.

Okis está pensado para niños y niñas de 18 meses hasta 9 años o más (y las sillas resisten el peso de un adulto con ganas de jugar).

 

 

Okis Fanpage
Okis Web/tienda

No hay comentarios

Quiero decir:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *