DESTACADOSFAMILIASMISCELANEAONLINE

Nadie dijo que iba a ser fácil (Easy, la serie)

Podría empezar diciendo que nadie dijo que iba a ser fácil. Ni tranquilo (esto de ser adultos, de ser padres, de ser gente conviviendo con otra gente). Hace dos semanas descubrí Easy, un estreno en Netflix que pasó sin mucha pompa pero al menos a mí me resultó muy revelador. (Por eso lo de fácil, lo de tranquilo).

easy6

Easy es una serie del director (y actor) Joe Swanberg, representante fiel del género mumblecore, muy indie él, muy de películas hechas con menos presupuesto que cabeza. Pero yo no sabía nada de eso cuando vi el trailer. No me gusta googlear cosas que voy a ver. Si me interesa un libro (que en el 99% de los casos, es recomendado), lo leo apenas en la librería y lo compro si me convence. Si me llama la atención una película, voy y la miro. Igual con Netflix: soy yonqui de probar series. Easy vino un poco a despejarme un poco la cabeza entre tanto crimen (vengo viendo, de base, The Blacklist, que es entretenida y bastante fantasiosa: mucho FBI, gente con sombreros y criminales marvelianos).

easy1

easy3
(Esta foto es del capítulo 1, que es glorioso).

Vino Easy, decía, un sábado como hoy, lluvioso, con niños ocupados en sus cosas. Es una serie (atención) no apta para ver con hijos. Ni siquiera rondando. El primer capítulo es glorioso (perfecto para padres). Es una serie sobre los adultos y sus cosas. Sus contradicciones, sus historias de amor hétero y gays; sus relaciones familiares; el sexo después de los hijos. Con los hijos llamando. Las relaciones con la tecnología; los proyectos y cómo los proyectos se van armando y desarmando hasta que llegan a ser algo; es una serie sobre el arte y las formas del arte y cómo es envejecer. Y decía: hay sexo. Mucho. No tan estetizado como suele aparecer en televisión. Hay gente no tan linda haciéndolo con gente no tan linda (salvo por la aparición de Emily Ratajowski en un capítulo, que es casi inhumana de linda, y bueno, Orlando Bloom un poco pasado de entusiasmo).

Easy

easy5

La miré en un día y medio. No es tan difícil: son 8 capítulos de media hora. Es comedia y también es drama. Cada capítulo es una historia pero se vincula con otros capítulos: hay historias que siguen.
Easy es como ir a ver una película de Woody Allen. Te deja esa sensación agridulce de haber visto algo que se mete por otro lado. Que asume y abraza la neurosis y con ella va tejiendo historias. De adultos, como nosotros, que vamos viviendo como podemos. Nadie dijo que iba a ser fácil.
No se la pierdan. Hoy llueve. Es un buen día.
(Espero ansiosamente que haya una temporada 2).

La yapa:
Esto sí incluye a los niños. Una vez que hayan visto suficiente de Easy, háganse un viaje al pasado. Indiana Jones, toda la saga, sí, está online en Netflix. Si no hubiera sido escritora, mi otro destino era ser arqueóloga. Como Indiana Jones.

1 Comment

  1. 17 octubre 2016 at 11:04 — Responder

    Genial! Boris duerme. La voy a ver ya! Gracias por el dato!

Quiero decir:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *