Música amable y un puñado de Cerezas

Si creyera en el horóscopo y en las cartas natales (si creyera seriamente, digo, con fervor), podría pensar que Cecilia Afonso Esteves tiene alma o destino de barco. O de barrilete. Porque siempre que me llega un mail suyo, contando algo, se trata de algo nuevo, hermoso, diferente -como Agreste, por mencionar uno-. (Y digo siempre porque de su imaginación y sus alianzas viven naciendo proyectos).

Esta vez, un nuevo libro con sus ilustraciones fue la (primera) excusa. Se llama Música Amable Al Fin, de Irene Gruss (al texto no se lo pierdan, porque es tan delicado como las estampas), editado por Ediciones Mágicas Naranjas (atención a los otros títulos también). No digo nada, comparto las páginas que envió Cecilia. ¡El libro habla (y canta y susurra) por sí mismo!

De yapa, porque el mundo es casi chico para esta ilustradora y sus inventos, me presentó Coral, su proyecto-colección de joyas para madres e hijas, junto a Jimena Ríos ¡Qué idea! Una pequeña y delicada propuesta de alhajas para compartir mamás y niñas, como para llevar en las solapas, en las mochilas. Como aquellas costumbres de antes, de los dijes, o las medias medallas. Dulces como las Cerezas (así se llama la colección de verano) y mínimas, como un suspiro. Piezas únicas para llevar prendida la mitad del corazón y jugar a las niñas las dos.
Yo les dije que Cecilia tenía alma de barco, de barrilete.

 

 

Coral blog
Cecilia Afonso Esteves
Agreste 

Facebook Twitter Delicious Stumbleupon

Posts relacionados:

2 comentarios

  1. mola la chiquilla dice:

    Muy hermoso, me encantan los libros de ediciones cuidadas. Así da gusto!!!

  2. […] = document.getElementsByTagName("script")[0]; s.parentNode.insertBefore(po, s); })(); Cecilia (sí, esta Cecilia inquieta) y María Inés son hermanas. Las dos, como muchas hermanas que hay desparramadas por el mundo, […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *