DISEÑORECOMENDADOSTIENDAS

Mis lanitas: (que)hacer de memoria

La maternidad me vino a traer (además de hijos) ganas (oh sí, espíritu incansable) aún más ganas de hacer cosas que antes. De aprender a cocinar (bien), de tocar la guitarra (por ahora sólo rasgo la de Emma y aúllo), de coser vestidos a mano, de tejer bufandas… Ni se puede todo ni (ay) el tesón reemplaza mi de- moderada – a – mala – aptitud para las artes manuales.

agujeros

conbotones

chalequitos

Pero esto de hacer, digo, es algo que he visto en madres. Muchas. En Cecilia, por ejemplo, que me cuenta que antes, incluso, de tener a su primer hijo cosía, tejía y tejía, con lo que le había venido de memoria, de herencia, de su abuela, desde la infancia, con las únicas agujas que había en la casa, revistas de tejido y una Singer vieja, adaptada y con motor (mi abuela también tenía una Singer. Solía quedarme casi dormida, acunada, escuchando el rodar de la máquina, la música del pedal).

swatermini

botones

Ensayo-error, prueba y éxito. Después, cuenta Cecilia, llegó internet. La posibilidad de encontrar patrones, aprender de moldes, de talles -fundamental-. De encontrar fotos y compartirlas. Vino blogger, tumblr y wordpress. Vinieron hijos de las amigas y las ganas de hacerles regalos -hacerles, nunca mejor dicho-. De todo ese magma entusiasta, tejedor, que cree en el valor amoroso de lo fabricado a mano, con tiempo y dedicación, nació Mis Lanitas: un poco escuela virtual, casi una universidad a dos agujas. Patrones, tips, consejos: para tejer casi cualquier cosa (para niños, claro, pero hay para grandes). Más que contarles, tienen que ver todo lo que hay por hacer, una maravilla.

verdecito

Y, además, una idea brillante: Mis Lanitas -que es decir Cecilia y toda su experiencia y sus ganas de compartir- también tiene una tienda. A donde Cecilia poner a disposición todo lo necesario para tejer. En kits, sin ir más lejos.

portagujas

Es decir: con las agujas (decoradas, una delicia), la lana, el patrón y todos los complementos que el proyecto demande. Hay, decía, kits para panceritos (una locura!), chalecos, pero también hay canastas pañaleras, portaagujas – la novedad: estampados a mano, unos y con una estampa (Hilaria) divina diseñada por Flor Barqui, otros- estuches con cierres. Favoritas: las knot-bag (japonesas de origen) para los que tienen (o deben) tejer de pie, por la espalda, por perseguir a los hijos, por hacer filas eternas. Todo, además, con contenidos y fotos súper encantadoras, textos graciosos y entretenidos.

JAPONESITA

bolsa

bolsa2
Y toda una cantidad de regalos para quien quiera (como me pasa a mí), hacer, hacer hasta saber hacerlo todo.

¡Atención!
Domingo 9 de febrero, en el Hotel Bolívar -Bolívar 886, San Telmo-, de 15 a 21, Cecilia estará con sus lanas, sus ideas y su generosidad, en una feria de diseño (ropa para niños, plantas, cerámicas y más) para no dejar pasar.

Mis Lanitas
Mis Lanitas Tienda
Mis Lanitas fanpage

No hay comentarios

Quiero decir:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *