DESTACADOSDISEÑOJUEGOSJUGUETES

Luna Ratón: a la orilla del Sur

Me acuerdo de estar cruzando la Patagonia en un micro. Una ruta larga como la cola de un ratón. Gris. Los árboles al lado de la ruta, peinados siempre al costado. La nada, la larga nada verde. Y me acuerdo de llegar al Sur (Bariloche, San Martín de los Andes) y ver las montañas espejadas en el agua. Las puntas blancas, nevadas, impasibles. Los lagos hondos, fríos. La lava seca, hecha piedra, costeando las orillas.
Cómo no inspirarse ahí, entre tanto bosque, tanta belleza.

letras
lr2
Sofía Sánchez Sarmiento (mamá de dos nenas, esperando a su primer hijo varón, decidida a hacer un cambio de rumbo y fundar un emprendimiento apasionante) vive en la Patagonia, en Bariloche y está, me dice, enamorada. Empezó a hacer juguetes mirando a sus hijas y sus amigos. Aprendiendo a ver cuáles duraban; a separar los juguetes de una sola vez de los que no los cansaban nunca (“a esos los llamo juguetes de base”, me explica, “los que les permiten crear distintos juegos, según su edad, el día, su imaginación”).

lr1

Sus juguetes Luna Ratón buscan, además, ser amigables con la naturaleza. Sus Puzzles Paikka están hechos con madera de descarte adaptada a los bloques. Son juguetes para pasar el tiempo (ellos, los hijos y con ellos, nosotros). Poniendo el foco en el disfrute, en la imaginación.
Trabaja Sofía, me cuenta, con el fundamental aporte de sus colaboradores y proveedores:  “una diseñadora gráfica, que se encarga del diseño de marca, diseño de productos y publicidad; una psicopedagoga, quien asesora en el estudio de juguetes y su estimulación en niños. Ella es quien se encargará de realizar los manuales y especificaciones para cada producto, indicando el beneficio al niño. Una diseñadora de indumentaria, que me asesora en procesos productivos y materiales adecuados para cada producto. Y una red de artesanos y costureras, que realizan parte del proceso productivo. Este emprendimiento está enfocado en realizar la producción únicamente en Bariloche, a fin de fortalecer el mercado local y brindar fuentes de trabajo“.

lr3
Todavía recién empezando, Luna Ratón tiene sus Tipis Mascardi, hechos en gabardina importada (100% algodón), que viene con funda y tiene lugar para tres niños. Los Mini Tipi Mascardi, para dos niños. Y mi favorito: el Puzzle Paikka. Son 28 cubos de madera que dejan formar 4 puzzles de animales patagónicos  (liebre mara, pájaro carpintero, pudú-pudú y puma), letras y números.
Los recomienda para niños de 1 a 7 años; en cada etapa estimulan diferentes aspectos. Los puzzles están realizado con productos no tóxicos, lacas y tintas al agua, según normas del INTI.

lr5

lr4

Para pronto, ya casi, Sofía anuncia más lanzamientos:  complementos para las Tipis y MiniTIpis: colchonetas y almohadas. También bolsos jugueteros y un memotest, también de madera recuperada.
(Y más ideas).

 

Web
Luna Ratón fanpage
Instagram

 

No hay comentarios

Quiero decir:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *