DECORACIONDESTACADOSDISEÑO

Loos Kids: esto no es una casa

En uno de los cuadros de la serie La trahison des images (1928–1929) de René Magritte,  hay una pipa pintada. Y la frase, que se hizo famosa, muy famosa, que contradice a la pintura. “Ceci n’est pas une pipe” (que significa “esto no es una pipa”). Lo primero que pensé (por eso me acordé de Magritte) cuando vi la casa de Loos Kids, tan futurista, tan espacial, tan casa pero tan distinta fue: esto no es una casa. Pero es, lo es en el sentido formal, sólo que (y dicho esto de manera celebratoria) no es lo que acostumbramos a ver y llamar una casa. Para niños.

1

12

Natalia Loos, casi arquitecta, mamá de Lucas y Sol (“tía de Clara, Emilia y Agustín”, agrega) conserva, como si fuera hoy, fresco el recuerdo de los juegos compartidos con sus hermanas: construir juntas casas entre las camas cuchetas, las sábanas colgando como paredes. Su casita, los juegos interminables con Mis Ladrillos, haciendo casas (“en planta, corte, volumen, pero sólo casas“).

Quiso recuperar esa sensación de juego y trabajo (y felicidad). Los enroques de la vida la ayudaron a darle forma a Loos Kids: casas exteriores de diseño para niños de 2 a 8 años. Así lo explica: “Un espacio, un lugar propio para los más chicos, con muchas ventanas para que el entorno entre con sus luces y sombras generando un interior amplio, agradable, cálido y sociable. Un vinculo sensorial y perceptual entre el niño y el espacio, invitando al juego, a la imaginación, creatividad, el valor afectivo y el compartir“. A su trabajo de diseño se suma su pareja, estudiante de ingeniería, que se ocupa de concebir el proyecto y pasarlo de la imaginación a la materia.

2

Con la casa convertida en taller, juntos crearon el primer modelo, de fabulosa calidad y estética: un módulo de 1.40m x 1.40m x 1.50m; un cubo de forma común y sencilla, con el espacio necesario aprovechado al máximo. “El cubo como elemento que se integra y respeta el entorno, aunque no sea una forma natural u orgánica. El cubo es el punto de partida de nuestro diseño. Un solo elemento de extrema simplicidad formal, se convierte en casita infantil. Un cuaderno de hojas blancas lleno de dibujos, anotaciones, cotas, borradas y colores, unieron ese cubo“.

3

11
Natalia explica: es un sistema constructivo básico, muy rápido y fácil de ensamblar que combina paneles de madera multilaminada resistente a la intemperie, con terminación de esmalte y uniones casi invisibles. Tiene, además, algo más que lo une al entorno: una mínima opacidad visual en el sentido interior-exterior para permitir transparencia en el lugar. Y también, detalles que permiten que los niños jueguen en sus casas de día, de noche, con sol o con lluvia. Madera, blanco y transparencia forman parte del lenguaje de este primer y único modelo (por ahora).

7

Pronto habrá más casitas, adelanta. En plena evolución, promete más casitas en serie para conectar a los chicos con ese juego interminable: el de jugar a inventar un hogar, un refugio.

Loos kids fanpage
Instagram

 

No hay comentarios

Quiero decir:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *