COLECCIONESDESTACADOSDISEÑOJUEGOSMODA

Fábrica de Pastas

Me contaron, hace poco, de una nena que fue durante cuatro meses disfrazada de Spiderman a la escuela.
En casa los disfraces son comodines. Se usan como ropa, se mezclan con la ropa. Son ropa.
Disfrazarse es perpetuar el juego. Es estirarlo y hacerlo más largo, pegárselo al cuerpo. Vestirse de juego, eso es disfrazarse. Ponerse el juego encima. Llevarlo con hidalguía, con orgullo. En la cola del súper, en el auto, en la farmacia. Donde sea. Vestirse con disfraces. Andar por ahí, sueltos y felices, disfrazados.

Fábrica de Pastas es un nuevo, novísimo proyecto de disfraces y accesorios para el juego. Que dice “jugar, vestir, pasear”. Que sí, conocerán unos cuantos hasta ahora, pero en particular la propuesta de FdP hace un hincapié especial en la confección; en los colores; en la combinación de texturas.
Andy (publicista) y Débora (diseñadora de indumentaria, especializada en patchwork)  se cruzaron por casualidad, por amigos y otros proyectos. Se entusiasmaron con la cartera de arcoiris, el primer paso juntas, que en poco rato se transformó en la punta del iceberg, de un proyecto más grande, con más ideas, más productos.



Así empezó Fábrica de Pastas que en estos días (así de nueva es) ya tiene una capa reversible, unisex, de una textura y una confección muy diferentes; la cartera arcoíris; las alas de mariposa; las varitas y el tutú multicolor.


Fábrica de Pastas se consigue en su tienda online
Fanpage
Instagram

No hay comentarios

Quiero decir:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *