DESTACADOSLEERMISCELANEA

En casa somos

Cuando llegás a Lisboa sentís que estás adentro de un espejo. Hay unas escaleritas que se meten en el río y entonces la ciudad se sumerge o el río sube, ya no sé. Y se espeja todo: la gente sentada mirando el infinito del agua, las columnas ondulando atrás de la corriente, el sol cepiado.
En Lisboa vive uno de mis escritores preferidos, pero no me animé a ir a visitarlo aunque sé en qué hospital tiene un despacho y escribe, entre paciente y paciente, todos los días. Cerca de Lisboa subimos una montaña redonda que llevaba a un castillo al que no entramos porque llovía y las nubes bajaban precipitadas encima del colectivito que nos llevaba y estábamos viendo crecer las plantas mientras el castillo se borroneaba en la bruma.


Hay tantas cosas buenas que vienen de Portugal (más escritores, el bacalao con hojitas de cilantro, los fados, la Torre de Belén, el río Tajo, plateado y manso). Hace unos días descubrí (gracias BimBam, faro y amor, una vez más) un libro nuevo, increíble (hubiera querido escribirlo yo, pero me conformo con leerlo), que viene de Portugal. Se llama “En casa somos”, de Isabel Minhós Martins, ilustrado por Madalena Matoso, Editorial Iamiqué. Ella son dos de las integrantes del colectivo/editorial portuguesa avant garde Planeta Tangerina (¿hay alguna palabra más linda que tangerina?). Los libros de Planeta Tangerina son ¡increíbles! Hacen muchos libros álbum, súper coloridos, con temas originales (las ilustraciones son de otro planeta. Espiar acá el catálogo maravilla maravilla de Planeta Tangerina).
Hallazgo absoluto de Iamiqué editarlo en español. Un aplauso. De pie. ¿Habrá más? Espero que sí.


En casa somos se mete en una casa. Y enumera  de qué está hecha. No de gente entera, que sí, pero además. Dentro de una casa se pueden encontrar una cantidad considerable de partes del cuerpo: cabezas, manos, pies, huesos, dientes, narices, intestinos… Contarlas puede ser la forma de conocer a una familia que se agrande y crece, como una marea. Y saber sus gustos, sus costumbres, sus rutinas y sus pasatiempos.



Esta vez sí. Lo siento. Les estoy recomendando algo que van a querer querer. Y tener.
Lo sé, porque me pasó.
Edad recomendada: +5

Ediciones Iamiqué Fanpage
Iamiqué web
Iamiqué Instagram 
Planeta Tangerina web
Planeta Tangerina Instagram

(Gracias Maira BimBam, una vez más, por tus fotos salvadoras)

2 cosas que dijeron

  1. 27 marzo 2017 at 14:22 — Responder

    Ohh! que lindo! amo todo lo que edita Planeta Tangerina y adoro las ilustraciones de Madalena Matoso! gracias por compartirlo, YA lo quiero 🙂

    • 27 marzo 2017 at 15:53 — Responder

      Yo también y quiero todo lo que haya de Planeta Tangerina en el mundo! Besos Vicky!

Quiero decir:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *