DECORACIONDESTACADOSDISEÑO

El sueño de la hamaca propia

Imagino en la dimensión niño (imagino y me acuerdo, en parte) lo que puede llegar a representar tener una hamaca. Propia. En casa. Mecerse a cualquier hora. Sin colas. Sin esperas. Sin otro chicos (y sus adultos justicieros) calculando el tiempo necesario para pasar de la tolerancia a la demanda y pedir: “dale, dejalo un ratito. Vos ya estuviste mucho”.

1982338_851221344895071_141227773_n
Algo así, como ese amor total a la hamaca, les pasó a Juan y Natalia. Su hijo tenía una en casa y (se cumple la teoría) ahí arriba se pasó gran parte de sus primeros dos años de vida. Cuando los visitaban amigos con hijos, o familia, la hamaca era el centro de la atención (y el juego) de todos (que, además, querían una así para llevarse). Lo cierto es que con el paso del tiempo y el uso intensivo, la hamaca se fue gastando, rompiendo. Entonces Juan y Natalia decidieron intentar reproducirla, con dos premisas nuevas: que estuviera hecha con materiales orgánicos y que fuera, además, armónica con la decoración de la casa.

10334409_906062789410926_2562620243246501055_n

1972268_870175906332948_1713930576_n

Así produjeron una pequeña primera tanda de hamacas que fueron un éxito entre niños y adultos. Paso tras paso, fue el comienzo de Amakt, que fue llegando a más puntos de venta (locales de decoración y objetos de diseño).
Pronto, cuentan, van a lanzar una nueva colección en la que sigue predominando el algodón y su color natural.

10268560_906062712744267_595018983455009763_n

1966710_870174572999748_1877599715_n

Detalles:
Además de ser muy (muy) cómodas, resisten hasta 70 kilos (atención adultos menudos). Tienen la enorme gracia de balancearse y enroscarse y uno queda dentro, como dentro de un capullo o un nido (así se llaman, después de todo: hamacas nido). Miden 1,50 mts de alto, 80 cms. de ancho, son reforzadas, vienen con su kit de instalación y están confeccionadas en lona 100% algodón tejida en Chaco. La lona es cruda y lo que varía es el color de los asientos.
Plus(es): se lavan en lavarropas, se pueden planchar y el relleno es de poliester, removible.

1901377_850189984998207_576609155_n

12162504_1233202273363641_144295156_o

En el brochure de presentación leí (y me encantaron) los beneficios de hamacarse:
– El movimiento suave y el balanceo relajan y aumentan la concentración).
– Mejora el control corporal y los movimientos se vuelven más precisos.
– Ayuda a hacerse una mejor idea de los espacios y de las distancias, algo que en el futuro facilitará la comprensión de los procesos matemáticos.
– Estimula las conexiones neuronales.
– Todas las culturas mecen a sus bebés (eso es cierto y es increíble: ser mecidos es probablemente una de las cosas que compartan, universalmente, todos los niños).
Dije ya que, además, son absolutamente lindas, no?

Amakt  fanpage
amaktmucho@gmail.com

 

3 cosas que dijeron

  1. Elisa
    9 junio 2016 at 11:43 — Responder

    Hola, quisiera saber donde puedo conseguir la Amakat en capital? y cual es el precio?
    muchas gracias
    Elisa

  2. MARTA ALVENTOSA
    16 febrero 2017 at 5:07 — Responder

    Buenos días, somos Creamos tu espacio, empresa de valencia que hacemos proyectos de interiorismo. Queríamos saber si podemos comprar on line sus hamacas y que nos las traigan a España.

  3. Eva
    4 enero 2019 at 15:15 — Responder

    Hola…queria consultar donde las puedo conseguir en la ciudad de buenos aires. Gracias

Quiero decir:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *