DESTACADOSLEERMISCELANEARECOMENDADOS

El pájaro de fuego (y un viaje a mi infancia)

Vienen las cosas encadenándose, de a ratos, como un collar que no se termina nunca. Leo un libro sobre la vida de Nadia Comaneci (“La pequeña comunista que no sonreía nunca”, Lola Lafon, Anagrama). Habla sobre la Unión Soviética y el regimen de Ceauscescu. De esa chiquita prodigiosa que fue trofeo del régimen y cómo era su vida de chica exigida, crecida en (esto me impresionó tanto) en un país en el que no tenían la compulsión por desear cosas.

WhatsApp Image 2017-01-11 at 11.11.33

Acá el otro cabo de este collar: veo un libro con una tapa hermosa. Hay conexiones neuronales que se prenden. Se llama “El pájaro de fuego”. Está fabulosa, increíblemente ilustrado por Mariana Ruiz Johnson. Una obra de arte en sí misma. El libro es de Aleksandr Afanásiev. Lo tradujo Ariel González y lo adaptó Laura Wittner. Y lo hicieron cómic. Un hallazgo absoluto.

WhatsApp Image 2017-01-11 at 11.11.37

Afanásiev quien compiló  y publicó (entre  1865  y 1863) los Cuentos Populares Rusos, un libro que leí y releí miles de veces, porque estaba en los estantes más bajos de la biblioteca de papá y porque me enloquecían esas historias rudas, rústicas, entre bosques y nieve endurecida. Fue, creo, mi umbral para leer a los rusos. Yo no tuve Hombre de la Bolsa, ni Cuco, ni Pombero. Yo tenía a la Bruja Baba Yaga, la más mala del mundo. Tenía siestas y lobos y a Basilisa la Hermosa (y mi papá, en esos tiempos, me había dado un nombre en ruso, de tan metida estaba yo con ese libro).

WhatsApp Image 2017-01-11 at 11.11.42

El Pájaro de Fuego es una gran adaptación de esta historia que tiene una estructura clásica (con fábula y moraleja): un padre noble, tres hijos y la misión de capturar al pájaro que se roba las manzanas de oro de su jardín. No spoileo: los libros se leen para saber de qué se tratan. Acá el gusto es doble: leerlo y mirarlo; meterse con una narrativa muy distinta a la que estamos acostumbrados hoy. Pero la versión comic hace mucho por la lectura.

WhatsApp Image 2017-01-11 at 11.11.39

La editorial es Tres en línea, una editorial pequeña, hecha con una enorme dedicación y afecto. Marcelo, su editor (y espero no estar siendo indiscreta) acompaña a sus libros, los cuida, los elige con paciencia y un ojo sensible. Tiene un catálogo muy lindo, con libros para chicos chiquitos (Veo Veo, de Laura Wittner y Una Súper Sandía, de Pablo Pyck, son dos hits)  pero también otros, para lectores más grandes, además de El Pájaro de Fuego (como Animalia Exstinta, de Esteban Seimandi -hola, Seimandis!-, ilustrado otra vez magistralmente por Hugo Horita;  o Kashtanka, de uno de mis primeros amores, Anton Chéjov, ilustrado por Eleonora Arroyo).

WhatsApp Image 2017-01-11 at 11.11.45

Yo ya la tenía vista. Ahora me anoto seguir a Tres en línea. Les recomiendo idem.
(Sé que en Bimbambooks tienen sus libros. Y si no, pueden ver más acá).
Y también están acá, en estas librerías.
(Gracias Maira por ayudarme con las fotos que SIEMPRE te salen bien).

1 Comment

  1. 27 enero 2017 at 20:58 — Responder

    Hola Lu! Marcelo es lo más… no quiero ser indiscreta, je, pero sabés que vio una de las ilustras de Hugo y el texto de Esteban y le gustó tanto que fue él el que los buscó para editarlo. Y fue puro amor! (como todo lo que hace)

Quiero decir:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *