DISEÑOMODATIENDAS

Diseño nórdico: moda, niños y consumo responsable

El diseño nórdico, escandinavo, sueco, es lindo. Muy lindo. No sé qué tiene: supongo que una mezcla de simplicidad, sentido práctico -las líneas suelen ser limpias, sencillas, funcionales- con colores rabiosos, vivos, brillantes (hay que contrarrestar tanto frío, nieve y oscuridad con algo alegre). Ni hablar del pop escandinavo, pero eso lo dejo para otro día.

En la ropa para niños, los nórdicos también suelen ser increíbles. La ropa se ve preciosa, cómoda. Se la nota resistente a las corridas, a los raspones. De hecho mi único contacto real con ropa nórdica es H&M -que es lo más barato que hay-, y además de  los diseños lindísimos me resultó muy, muuuuy duradera (aún hoy Emma usa bodies que dicen, en la etiqueta, de 9 a 12 meses!).Y otro plus (que no tienen, creo, las grandes cadenas, es cierto): como en muchos aspectos tienen sus vidas ordenadas y un poco más resueltas que otros, pueden invertir tiempo y dinero en desarrollar aspectos que en otros lados todavía son difíciles o menos frecuentes. Como la idea de producir ropa para niños de modo sustentable, por ejemplo.

Una buena muestra de esta tendencia es Rhubarb Republik, un emprendimiento que distribuye y difunde indumentaria infantil verde made in Escandinavia. Es de esas web que uno se queda mirando embobado. Y aunque parece inalcanzable (atención: proveen a negocios en todo el mundo, quién se anima?) no lo es. La prueba de esto es que Birgir Birgisson -responsable de Rhubarb- me contó más sobre su pequeña república online. Una gran oportunidad para ver cómo hacen las cosas en lugares tan lejanos.Rhubarb Republik tiene unos meses nomás (existe desde este 1º de abril pasado) y es una idea de Birgir y su novia Telma (que es arquitecta). Ellos, me cuentan, veían un espacio vacío en las marcas tradicionales, que podía complementarse con las propuestas de quienes ofrecían productos orgánicos y sustentables. Por eso  Rhubarb Republik es tan celebrada entre los vendedores minoristas, que mientras continúan vendiendo marcas conocidas de todo el mundo, se animan a sumar propuestas diferentes

Al ser distribuidores -y no productores-, algo importante es el criterio curatorial. Bueno, pienso y eso le pregunto, porque me llama la atención que TODO sea lindo. Birgir me explica que más que estético, el criterio tiene que ver con (otros) atributos fundamentales para ellos: “Rhubarb Republik tiene un criterio estricto en cuanto a los atributos de las marcas que comercializa. Estos incluyen cuestiones como que respondan al comercio justo y que la ropa se fabrique con materiales orgánicos“.

¿Con qué se puede encontrar uno en Rhubarb Republik? Con telas orgánicas, sí, y con comercio justo (o sea, uno se despreocupa del tema ¿y esto quién lo habrá hecho y con qué?). El sueño de Birgir y Telma es contribuir a mejorar la calidad de vida de la gente -y los niños-, estimulando las opciones de consumo ético, responsable, algo que cada día se hace más presente y necesario en nuestras vidas.

Listo. Ahora sé cómo se hacen algunas cosas más.Y, en serio, qué buen gusto tienen estos nórdicos!

Rhubarb Republik
En Facebook

 

No hay comentarios

Quiero decir:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *