DESTACADOSLEERMISCELANEA

Cuando los libros son Silvestres

Hace poco hablaba con un amigo editor que me decía el gran momento que está pasando la industria del libro infantil. Lo mucho y lo bueno que se está produciendo. Y se nota.
Entre toda esa avalancha de hojas e ilustraciones e historias, hay joyas para rescatar. Una de esas joyas, que descubrí gracias a Colastiné Libros (Mendoza 2620, Belgrano (CABA), una librería que recomiendo enfáticamente conocer porque, maravilla, la lleva un escritor y tiene una selección de libro para adultos y niños que es una gloria y Colastiné se llama un lugar en el que pasé tantas tardes pescando y acampando con mi papá), es Libros Silvestres.

popup

cabezadeflor
cancionesfaunas2
paren

Laura Oriato y Carolina Musa son las dos editoras que desde la linda Rosario llevan esta editorial con amor y un trabajo minucioso, artesanal (de ese que se dedica a las cosas que uno quiere en serio). Me cuentan: “Libros Silvestres es una editorial de literatura infantil y juvenil. Comenzó a fines de 2014 con la edición artesanal de libros pop-up, acompañados con objetos especiales para armar y jugar en casa. Entre ese año y el siguiente, el sello publicó tres títulos: Caserío (2014), Cabeza de flor (2015) y ¿Qué es? ¿Dónde está? Cien cosas para buscar y encontrar (2015)”. Un premio muy oportuno (Categoría Editorial del Programa provincial Espacio Santafesino) fue el estímulo para imprimir tres títulos más. (Vean, por favor, lo hermosos que son los libros pop-up, hechos artesanalmente. Y su confección -que hasta ahora era, para mí, un misterio). 

popup2

popup6

popup4

popup7

Aunque su fuerte es la LIJ (literatura infantil y juvenil) Libros Silvestres piensa en todos los lectores de todas las edades, lectores curiosos que disfruten de los libros bellos, de calidad, desafiantes. Actuales, refuerzan. El catálogo reúne cuatro colecciones: Una cosa maravillosa (libros pop-up); La Vertical (poesía infantil de autores contemporáneos, ilustrada y muy al estilo de libro álbum); Ñu (cuentos y novelas para lectores más entrenados) y Mediomundo (una colección anfibia que rescata tesoros literarios, autores valiosos, textos necesarios, raros, olvidados o ignorados por el mercado editorial, que las editoras creen que tienen que ser leídos por una nueva generación de lectores).

popup8

popup9

popup3
Libros Silvestres tiene uno y mil lectores. Como el agua, se va metiendo entre las ganas de leer y de ser leídos: las colecciones son plásticas, se adaptan a quienes los leen (y no al revés). Y ahí andan, sueltos, los libros Silvestres por las ferias, las librerías, visitando escuelas. Y por (una buena) casualidad, me llegaron a mí.

Libros Silvestres fanpage
Libros Silvestres web

No hay comentarios

Quiero decir:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *