Uncategorized

Baika: aprender a andar en (eco) bici

Me entusiasmo mucho cuando encuentro nuevas versiones de objetos conocidos. Cuando alguien se toma el trabajo de darle una vuelta, cambiarle detalles, o revolucionar por completo un elemento cotidiano.

Por eso me encantó Baika: una bici livianita. Preciosa, distinta. Para aprender a andar sin ruedas. De madera. ¿Cuesta creelo, no? Pienso en mi primera bici, roja, pesadíiiisima, de la que me caí un trillón de veces (todavía tengo las pruebas en las rodillas) y me gusta imaginarme cómo hubiera sido aprender a pedalear en una Baika.

Por eso apenas me topé con el sitio, le escribí a Pablo, el inventor de esta bici, para saber más sobre su emprendimiento.
Pablo estudió arquitectura y diseño industrial (no pudo recibirse, pero le faltan sólo dos materias). Trabajó como arquitecto, y como le gustaba mucho el diseño, hizo muebles de autor mientras estudiaba. Hoy se dedica a los edificios industriales y al interiorismo.

Su affaire con las bicicletas no es nuevo: eterno fan de la bici, recorrió el país en dos ruedas, llevando lo indispensable para poder disfrutar del camino. “Todos recordamos ese día que anduvimos sin rueditas y la bici se mantenía sola, parada, mientras una brisa nos recorríala cara. Saber que ya hay muchos chicos viviendo eso gracias a Baika me llena de orgullo. Es muy probable que estos chicos recuerden su Baika por siempre“.

Además de a las bicis, Pablo es aficionado a la carpintería. La conjunción se dio de un modo natural. Habiendo hecho casi cualquier cosa con la madera, el paso siguiente fue diseñar y fabricar su propia versión de la bicicleta, con, además, una visión sustentable del proceso de fabricación. Por lo que también está transmitiendo un mensaje de responsabilidad y cuidado.

Baika está desarrollada para tener menos de un 3% de desperdicio de material en el proceso productivo. Las ruedas están hechas con componentes reutilizados post consumo. Es un producto realmente muy ecológico y natural; los árboles utilizados para la madera de la bici fueron plantados para tal fin y provienen del Alto Paraná. La producción tipo “Justo a tiempo” nos permite tener un stock que siempre satisface la demanda, aún en épocas críticas como Navidad o el Día del niño. Los prototipos generalmente los hago de punta a punta para optimizar cada etapa del proceso y poder costearlos con más facilidad“.


La elección de Internet como canal de venta también está relacionada con una visión sustentable: “Por suerte con Internet hoy se puede prescindir de intermediarios que sólo aumentan el valor del producto sin agregarle demasiado valor. Por eso se pueden adquirir desde los $450“. Y, agrega, anatómicamente pensada para las reales necesidades de un nene que tiene que frenar o pedalear.

Baika permite que, a partir de los 2 años y hasta los 6, los niños aprendan a equilibrarse sin la necesidad de usar rueditas. Se impulsan con los pies en el suelo y los levantan cuando toma velocidad. Si el equilibrio se pierde, los pies en el suelo lo recuperan al instante. Eso hace mucho más simple el aprendizaje (haberlo sabido hace muchos años!). La ligereza de Baika ayuda: sólo pesa 3.5 kilos, la mitad que una bici corriente. La madera es altamente resistente a la humedad: a través de pruebas realizadas en laboratorios del INTI se ha demostrado que hirviéndola por más de dos horas no se alteran ni  modifican sus propiedades.

Una vez que el interesado hace el pedido a través del contacto vía web, Baika llegará a cualquier punto del país, promete Pablo, entre 24 y 48 hs más tarde. También hay revendedores en muchas provincias, venta online y en tiendas de diseño.

Cada vez hay más Baikas girando por el mundo. Y más niños (y padres) felices, que nunca se van a olvidar de su primera travesía en dos ruedas.

Contacto:

www.baika.com.ar

contacto@baika.com.ar

2 cosas que dijeron

  1. jenn
    24 Agosto 2011 at 18:19 — Responder

    Qué bellísima forma de aprender!!! me encanta

  2. 8 Julio 2014 at 14:43 — Responder

    Teito tiene su Baika y ¡vuela! Es una belleza, donde nosotros vivimos es la única bici así, toooodo el mundo se da vuelta a comentar, a preguntar, a embelesarse. Recomiendo mil% y Teo ¡ama a su MOTO!

Quiero decir:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *