DESTACADOSLEERMISCELANEA

#Artistas: Gastón Caba. Argentina

Mi nombre es Gastón Caba, tengo 39 años, vivo en Quilmes, Buenos Aires. Soy ilustrador, profesor de ilustración en la FADU y también en taller particular en Roseti Workshops, diseñador de patterns y de personajes. Mi creación más reciente es Churro, el conejo, una tira cómica que tomó forma de libro editado este año por Edelvives.

foto-tapa-churro-caba-1024-683

Comencé a dibujar desde chico, como todos, pero haciendo muchos dibujos de más en los bordes de los cuadernos escolares, copiando películas, dibujos animados, comics, etc.  Una vez en una librería cuando tenía diez años me quise comprar un libro de Garfield para copiarlo, pero mi viejo me lo cambió por otro:  “El Dibujo Humorístico – Cómo hacerlo y cómo venderlo” de Thomson y Hewison, y eso de una u otra manera me brindó una puerta a un oficio. Otro gesto así que me marcó en la infancia lo tuvo mi vieja a los cinco, cuando llevó a enmarcar un dibujo de un sol que le había regalado.

cck-comic-2

Cuando veía en la tele a Caloi en su tinta fascinaba con poder hacer maravillas así, y todavía ensueño eso, todavía conservo esos deseos infantiles dentro mío, y son el motor de las cosas que voy haciendo.

Estudié Diseño Gráfico en la UBA y eso me brindó un montón de herramientas para mi trabajo. Lamento no haber tenido una formación tradicional de dibujo, pero bueno, trabajando mucho también uno va aprendiendo cada día a dibujar aunque sea un poquito mejor.

cck-comic-1

Mientras estaba estudiando, creaba personajes, hacía animaciones, y las publicaba en la entonces flamante Internet. En ese momento recién empezaba a conectarse la gente por este medio. Fue un momento fascinante donde conocí a muchos artistas de todo el mundo, especialmente gracias a un proyecto que armé llamado Ping-Pong Remix, con el que pude hacer trascender mi trabajo a otros lugares. Así fue que trabajé con varias empresas en Hong Kong, haciendo muestras, creando colecciones de ropa y mascotas para Benetton, Adidas, L.A. Gear, Kappa, entre otras, y con varias agencias de publicidad en UK y USA.

Internet me permitió tener acceso a una gran cantidad de información, empecé a coleccionar los libros-álbum que encontraba en blogs (tengo más de 600 guardados). Cuando empecé a trabajar en la Cátedra de Ilustración de Roldán en FADU volví a conectarme con esto que me interesaba desde siempre y desde el 2013 doy la teórica de libro-álbum en la cátedra.

Estos son algunos de mis libro-álbum favoritos:

-Goodnight Moon de Margaret Wise Brown, ilustrado por Clement Hurd.

-Hombre Luna de Tomi Ungerer

-Higglety Pigglety Pop! De Maurice Sendak

-The Beautiful Island de Meg Rutherford

-A Book of Nonsense de Edward Lear

anorak1

anorak2

En estos últimos años trabajé armando algunas propuestas de libro que todavía tengo guardadas, pero hace dos años, casi de repente, empecé a dibujar conejos, eran ilustraciones divertidas, pero también más bien oscuras. Llegué a hacer una serie de 60 imágenes publicadas, y la gente empezó a tomarle cariño a este conejo redondo. Lo mandé a varios lugares que me interesaban, entre ellos a la genial revista Anorak (revista para niños que se publica en UK). A Cathy, la editora, le encantó el personaje, pero le parecía que no funcionaba para su público infantil. Así fue que empecé a probar al conejo en una tira más tradicional de cuatro cuadros, y de ahí empezó a crecer un montón. Se definió como una tira sin texto pero muy expresiva, ideal para los chicos que empiezan a leer por su cuenta, ya que las imágenes son sencillas y de fácil comprensión. Cathy me volvió a escribir para publicar en la Anorak, y así es que aparezco en varios números de la revista del 2015 y del 2016.

anorak3

Llegué a hacer otra cantidad importante de tiras y armé una propuesta de libro para presentar. Se lo envié a Natalia de Edelvives, a quién le encantó la propuesta y quiso publicarlo. Antes de entregarlo lo redibujé todo otra vez, fue una cuota extra de cariño que le puse a este hermoso proyecto. Así encontró su camino finalmente Churro, el conejo. Churro es un personaje ideal para serie animada. Me puse a trabajar en algunos guiones más largos, tengo armado un animatic de un capítulo entero, y este año seguiré trabajando para llevar adelante este sueño.

gococos-acuarela-2

gococos-acuarela-3

Por otra parte aparecen más personajes, algunos reaparecen, como Juanca, al que le estoy dando forma también en libro de cómics, y los Gococos, una familia de perritos, que están tramando una aventura gráfica completa.

gococos-gaston-caba

juanca-llamada-telefonica-con-pez-media

Una de las cosas que más disfruto es trabajar junto a Ulla (8). Ella se pone a dibujar conmigo, me redibuja cosas, me da consejos, me dice qué se entiende y qué no. Este año voy a empezar a dar actividades de cómics para niños. Ya hice una primer experiencia en el CCK en diciembre, en el marco del Ilustra-Acción que armamos con la cátedra, y salió muy linda, es increíble las cosas que inventan los chicos cuando tienen el contexto adecuado, los mismos padres estaban sorprendidos de los talentos escondidos de algunos de esos chicos. Este año espero visitar muchas escuelas con el libro de Churro debajo del brazo. También estamos preparando un taller de 4 clases con las genias de MiniArtistas, creo que para Abril de 2017.

15418431_730311723787874_7467661485317958734_o

En sintonía con esto, ya les voy recomendando que, además de comprarle Churro, el conejo a sus niños, sobrinos, primitos, etc, le sumen a la biblioteca alguna de estas joyas:

-Anna & Frogga de Anouk Ricard

-Moomin de Tove Jansson

-A Cat Named Tim de John Martz

-Benjamin Bear de Philippe Coudray

-Pequeño Peludo de Céline Fraipoint y Pierre Bailly

pancita-ok

pancita-still

Lo más lindo de los cómics es empezar a leerlos junto a los chicos,no simplemente dárselos. Ver qué entienden, qué interpretan, qué cosas pasan por alto. Es un lindo momento para compartir junto a los hijos a la tarde, darles ese pequeño incentivo para que ellos luego tengan ganas de leer por su cuenta. Si los padres no leen, es raro que los chicos lo hagan fuera del espacio escolar; leer con ellos es una actividad que les divierte y los llena de cariño por el tiempo dedicado.

1 Comment

  1. Silvia
    22 Diciembre 2016 at 9:36 — Responder

    Churro es genial, me encantó, voy a comprarlo porque me parece buenísimo para los niños pequeños

Quiero decir:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *