Uncategorized

¡Amamos a Hoto! Cerámica para mesas felices

A Flor Delboy tengo la suerte de concerla y seguirle el paso desde hace rato. Es ilustradora, dibujante y una de esas personas dotadísimas para hacer cosas hermosas. Como estas, de su serie de figuritas de aluminio, cortadas, talladas y pintadas a mano.



Cualquiera de sus dibujos, al azar, uno más lindo que el otro. O hasta su mismísimo tablero de dibujo!

Es una de esas artistas a las que está bueno, como dije, prestarle atención. Por eso me enteré muy pronto de su nuevo emprendimiento, junto a su socia y amiga Diana, que lleva varios años trabajando en arcilla, junto a Hirr, con quien comparten el taller. Y pensé “¡es lo que faltaba!”.

Este emprendimiento se llama HOTO y promete trasladar las maravillas de Flopi y Diana a la (aún más) alegre mesa familiar.

¿Y qué es HOTO? ¿De dónde viene?

Dicen las chicas, a dúo:

HOTO nace de la unión de las dos disciplinas y es el fruto de una fuerte amistad. Nuestras piezas cerámicas son trabajadas manualmente utilizando materiales naturales: arcilla y esmaltes preparados con componentes aptos para vajilla“.

El proceso de producción de las piezas es súper artesanal, minucioso y dedicado. “Inicialmente, cada pieza se moldea a mano en arcilla. Una vez seca, es horneada para su cocción. De esta manera, adquiere una resistencia y perdurabilidad adecuada para el uso doméstico. Luego pintamos los dibujos a pincel , esmaltamos con color la parte externa, cubrimos toda la superficie con una fina capa protectora de esmalte transparente y la llevamos al horno para su segunda cocción. Durante  esta instancia final, la última capa vitrificada que recubre la pieza se funde dándole color y brillo, haciéndola impermeable.
Cuando esto se logra, obtenemos como resultado una pieza única“.

La primera creación de HOTO son estos increíbles tazones (ideales para sopa o gazpacho frío) con el cuento de Caperucita Roja pintado-contado en la superficie interior. No me van a decir que no son irresistibles!

Les pregunto por qué eligieron a Caperucita y el lobo para esta primera línea. “Incorporar un cuento a la pieza, en relación con el alimento, nos dio la posibilidad de proponer otra situación a la hora de comer. Elegimos Caperucita roja simplemente porque nos gustó la idea de crear una versión libre de un clásico conocido por todos. En cuanto a la producción, nos interesa trabajar libremente, sin ningun tipo de condicionamiento que pudiese limitar las ideas“. Cuando les pregunto -con insistencia- si habrá más cuentos en la mesa HOTO, se vuelven misteriosas… “HOTO hoy quiso contar un cuento, nadie sabe que hará en sus próximas producciones“.

Otra de las características especiales de HOTO es el packaging. Es, prácticamente, una pieza de diseño en sí mismo!
Las chicas me lo explican así: “Queremos que el diseño del envoltorio forme parte del concepto. Como sucede con los libros en la cubierta o tapa, en nuestro caso la caja protege el interior pero también comunica acerca del contenido. Decidimos entonces, por medio de la estampa xilográfica, trabajar el envoltorio siguiendo la misma temática pensada para nuestras piezas“.

Entonces: sentarse a la mesa. Servir una sopa para compartir y comer, comiéndose un cuento. El lobo pierde, como siempre. Caperucita gana. Y la mesa se convierte en un lugar más feliz. (Y con el lobito del packaging me hago un señalador!).

¿Qué va a tener de nuevo HOTO? ¿Próximos lanzamientos?
Diana y Flopi, otra vez, se ponen misteriosas: “Veremos veremos, muy pronto lo sabremos“. Habrá que estar atento y seguir de cerca las pisadas de HOTO.

Más HOTO en Facebook

HOTO Tumblr

HOTO en Etsy

Contacto: hotoceramica@gmail.com

1 Comment

  1. […] donde se podrán ver (y comprar?) las preciosas latitas de Flor Delboy, una de las creadoras de Hoto, se acuerdan? Además, cocinan Paulo y Johanna. Un planazo para pasar un sábado a la tarde, con […]

Quiero decir:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *