A ser y hacer

carrousel2

La paciencia va llegando con el tiempo. Conozco a chicos muy chiquitos que se sientan y pintan o arman o desarman rompecabezas con el tesón de un artesano chino. Pero no es lo más común. Lo más común, creo, es que la paciencia vaya llegando, se vaya aprendiendo como se aprenden las letras, las reglas de etiqueta, los nombres de las cosas y las maneras de alcanzar lo que está muy alto.
Leer Mas

El juego del tiempo

0_flota_(2)

Están los juguetes de siempre, los que se juegan y se rompen. Los que pasan y se van, sin gloria. Y están esos que son inolvidables, que dejan la huella imborrable en la historia de uno. Para mi papá era un carro con rulemanes, con el que rayaba el asfalto y ahí estaban las marcas, sosteniendo para él, para la calle La Paz una época de juego infinito.
Leer Mas

Pitocatalán, primavera perfecta

pic10

Miro por la ventana y bueno, la primavera es una ilusión, un algo en potencia, que se asoma en los nudos de los árboles, pero por ahora nada.
Pero uno ya está en modo primaveral. Será que el cuerpo (y la cabeza) se rigen por reglas que son muy anteriores a los cambios climáticos. Y mucho más profundas.
Leer Mas

Vintage boom o la velocidad de los hijos

pedido1

Toda, toda la velocidad del mundo está contenida en los tobillos y las muñecas de mi hija de casi cinco años.
Uno tiene toda la teoría de cómo crecen los chicos, qué barbaridad, ellos crecen y uno se achica. Sí. Pero hay que ver el shock concreto que provoca encontrarse con los puños que se alejan cada vez más de las manos, las franjas de pierna al aire, los hombros apretados.
Leer Mas

Sorteo: Smookies, merienda instantánea

smookies1

Acá la merienda se pide a gritos, se espera, se aplaude y se come hasta dejar los platos sin migas,  los vasos sin una gota. Acá somos merienderos.
Hemos pasado por todas las formas de merienda: frutas, cereales, galletitas, torta casera, sándwiches de miga. Todo.
Leer Mas