Cuadro por cuadro, la infancia

Marina Haller _thegoonies_marco_1

Marina Haller es ilustradora, dibujante, artista y ahora mamá de un bebé que tiene un nombre muy genial (Oslo). Hace tiempo que le sigo el trazo: sus cosas son siempre, siempre, hermosas.
Leer Mas

Bafici animado: la libertad es mirar

lindo

Me acuerdo perfectamente de la primera vez que lloré con una película. Era muy chica, miraba la pantalla casi trepada a la butaca de adelante. ET se subía a una bicicleta y hacía volar a Elliot (técnicamente, el primer gran amor de mi vida), con capucha roja y canasto recortado contra la luna.
Esa vez salí con los ojos hinchados del cine y mastiqué, todo el camino a casa, el dedo de un ET de plástico, petiso y barrigón, que mi mamá me compró para consolarme, aunque fuera un poco.
Leer Mas

Que sea hoy, siempre

corazon

Llego de salto en salto y me quedo encantada: estampas lindas, hongos, osos, onomatopeyas. Colores plenos, pasteles. Algodones sólidos, de los buenos. Me cuesta elegir. ¿Tengo que elegir?
Paraqtequedes es de esas marcas que tienen un cuidado especial de su imagen. Un trabajo dedicado y especial por los detalles. Que representan algo diferente. La tentación, diría yo. De esas que uno ve y se pregunta ¿esto es de acá? Sí. Sí que es.
Leer Mas

A ser y hacer

carrousel2

La paciencia va llegando con el tiempo. Conozco a chicos muy chiquitos que se sientan y pintan o arman o desarman rompecabezas con el tesón de un artesano chino. Pero no es lo más común. Lo más común, creo, es que la paciencia vaya llegando, se vaya aprendiendo como se aprenden las letras, las reglas de etiqueta, los nombres de las cosas y las maneras de alcanzar lo que está muy alto.
Leer Mas

El juego del tiempo

0_flota_(2)

Están los juguetes de siempre, los que se juegan y se rompen. Los que pasan y se van, sin gloria. Y están esos que son inolvidables, que dejan la huella imborrable en la historia de uno. Para mi papá era un carro con rulemanes, con el que rayaba el asfalto y ahí estaban las marcas, sosteniendo para él, para la calle La Paz una época de juego infinito.
Leer Mas